lunes, febrero 14, 2005

Pienso, luego ¿existo?

Es curioso; yo pienso que cuando alguién respira, habla, puede que en diferentes lenguas, se mueve, sonríe (a veces), llora (más veces de las necesarias), pone conferencias internacionales, corre, tropieza, coge el metro, (o el autobús), come, juega, hace colas interminables, trabaja, cotiza o no cotiza a la Seguridad Social, (depende), lee el periódico, o un libro finito pero de tapas duras, cuida a un anciano, (o a dos, o a un niño); pienso, decía.., que es porque existe.
Hay un señor que no lo ve así.
No lo entiendo