jueves, junio 30, 2005

La contraportada

"Michael Berg tiene quince años. Un día, regresando a casa del colegio, empieza a encontrarse mal y una mujer acude en su ayuda. La mujer se llama Hanna y tiene treinta y seis años. Unas semanas después, el muchacho, agradecido, le lleva a su casa un ramo de flores. Este será el principio de una relación erótica en la que, antes de amarse, ella siempre le pide a Michael que le lea en voz alta fragmentos de Schiller, Goethe, Tolstói, Dickens.... El ritual se repite durante varios meses, hasta que un día Hanna desaparece sin dejar rastro.
Siete años después, Michael, estudiante de Derecho, acude al juicio contra cinco mujeres acusadas de crímenes de guerra nazis y de ser las responsables de la muerte de varias personas en el campo de concentración del que eran guardianas. Una de las acusadas es Hanna....."

Este texto viene en la contraportada de un libro que me compre hace dos días. ¿Y por que lo pongo? Simplemente porque ese texto fue lo que hizo que comprara el libro sin haber oído nunca hablar del autor: Bernhard Schlink, ni del propio libro: EL LECTOR.

En España se puede encontrar en la colección Compactos Anagrama. He de decir que aún voy por la página 25, pero me parece una historia lo bastante intensa como para recomendarla, al menos basándome, pues eso, en la contraportada.

miércoles, junio 15, 2005

El reverso oscuro de Peter Pan

Corremos el riesgo de convertir Lavigaenmiojo en una galería de tíos raros, pero en fin, si no hablo de esto, reviento. Ayer me enviaba una compañera un artículo sobre Frédéric Bourdin. ¿Quién es este hombre? El dice que su vida "consiste en ser Peter Pan". Y de verdad lo intenta. Sus armas van desde su capacidad de actuación hasta las cremas depilatorias más chachis. No es la primera transformación ni puede que tampoco la mejor, pero es la que le catapultó ayer a los periódicos: nuestro amigo Fréd, con sus 31 añazos y toda su barba se ha hecho pasar por un huérfano espeñol de 15 años en un colegio de Pau.

Curiosamente ayer también leíamos la noticia sobre la absolución de Michael Jackson, Maikol para los amigos. Este caso, también peterpanesco (permitidme la licencia), pero un poco más oscuro, con el trasfondo de delitos más graves, me despierta bastante menos simpatía, lógicamente. De verdad, que alguién ayude a este hombre. Para mi es una persona enferma.

Y como siempre en estos casos, el círculo se cierra, y todo encaja. Freddy ya apareció en los medios hace meses, y parece ser que es admirador de Michael. Asombroso?, no, es de una lógica aplastante. Como ya he dejado entrever, me quedo con la historia de Bourdin, porque la de Jackson tiene un lado oscuro. Aunque pensándolo bien, no sé, la historia de Peter Pan también es algo rara, no?

lunes, junio 13, 2005

Un drama y una comedia

Iba a titular este comentario "En el último rincón del videoclub", pero el hecho hipotético de que algún despistado pudiera interpretarlo mal me ha hecho cambiar de idea. Bueno, eso, y que parecía un poco largo. Este fin de semana estuvimos en el video-club, y después de una busqueda más o menos minuciosa, encontramos dos pequeñas joyitas. No son dos joyas excesivamente brillantes, ni demasiado grandes o valiosas, pero no por eso dejan de ser joyas. Son un drama y una comedia, de las que ni siquiera había oido hablar, pero ambas me gustaron, y por eso las quería citar aquí, precisamente porque creo que en su día pasaron más o menos desapercibidas.

Imagínate que tienes 30 años y vives con tus padres, un buen día decides dejar un emplo anodino para perseguir el sueño de tu vida: nada más y nada menos que ser ventrilocuo. Esta se llama Dummy, (El muñeco), y la protagonizan Adrien Brody, Milla Jovovich, y por supuesto, un muñeco.

El drama trata sobre un restaurador de instrumentos musicales parisino, que acaba buscando a un padre que nunca conoció en Nueva York. Se titula El cielo del Bronx.

martes, junio 07, 2005

Olimpiadas

Es curioso observar como los políticos se desviven por organizar eventos de gran magnitud, como se da por hecho que todos los ciudadanos han de apoyarles en sus empeños, sin haber sido consultados al respecto; todos han de dar una imagen de falsa unidad en post del supuesto objetivo común.
Reconozco que de todos estos eventos (Expos, Olimpiadas, Macrocumbres, etc) los Juegos Olímpicos son quizás el acontecimiento que me parece más atrayente, pero lo que nunca entenderé es el obcecamiento en convertir una candidatura en un objetivo "nacional", en el caso de Madrid, por ejemplo, negándose a reconocer que todos sabemos que va a ganar París.
Habrá otras oportunidades, y quizás ahora sería buen momento de aprovechar todo el dinero que tenían pensado invertir en Madrid 2012 para ejecutar cientos de pequeñas acciones, culturales y deportivas, pero claro, eso acarrea menos publicidad. Se puede preparar la candidatura a más largo plazo, por qué no, de otra manera. (Ah, que se puede llevar el mérito otro, me chivan al oído). Es más sencillo presupuestar un macroestadio de una vez, que varias decenas de pequeños campos de deportes en los barrios. Nos privan los fuegos artificiales.