miércoles, octubre 26, 2005

Estatuto del periodista

Se esta "cocinando" un Estatuto del periodista. (Aparentemente) todo muy carca: carnet del periodista y repercursiones inciertas sobre los blogs... Supongo que habrá gente que piense que por ejemplo yo no estoy capacitado para informar sobre concursos literarios y literatura en general porque no soy periodista profesional, y en un momento dado se me podría vetar por ello el acceso a alguna fuente de información abierta para profesionales.

Ahora que todos tenemos a nuestro alcance las herramientas necesarias para comunicarnos con los que nos rodean (virtualmente) parece que esta nueva situación no le gusta a todo el mundo. Además el proyecto está firmado por organizaciones de izquierda. Es triste ver que vivimos en un país en el que ni la izquierda ni la derecha entienden nada, y ambas apuestan por restringir la libertad.

Más información en Ciberpunk

2 Comments:

Blogger Gorka said...

Hola!

con la gracia que tiene soltar lo que a uno le venga en gana sin tener que rendir cuentas a nadie...

El problema, creo, en realidad es que hay gente que hace más caso a un blog cualquiera que a medios oficiales. Y eso, según el caso, puede ser peligroso para el que lee y para el que escribe. Vivimos en un mundo en el que parece que todo vale y todo vale igual, así que es comprensible que se quiera "regular" un poco quién informa y quién opina.

Una vez más el sentido común debiera llevarte a tomar la decisión de cuán en serio te tomas lo que lees aquí o allá, pero de todas formas, el mundo sería más amable si no nos tomaramos demasiado en serio nada de nada.

Salu2

P.D: Confío en tu criterio literario porque yo quiero, así que si me engañas es mi problema si te sigo haciendo caso o no.

3:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola!
Creo que los tiros no van por ahí, por recortar la libertad para publicar y tal y cual, sino porque quien publique o diga algo en antena asuma las consecuencias de lo que dice, cosa que hoy en día en España no pasa. Aquí hay una serie de periodistas que se permiten un día sí y otro también insultar a quien les dé la gana y como les dé la gana, y encima los tribunales de justicia no hacen nada para reparar el honor de las personas tiroteadas a palabras, porque aquí cualquier burrada se considera protegida por la "libertad de expresión", e impunemente se le llama a alguien terrorista, asesino o hijoputa sin que pase nada. Cualquiera que haya escuchado al Sr. Federico Jiménez Losantos en la COPE sabrá a lo que me refiero. En muchos países europeos y más democráticos que éste existen tribunales para controlar estos "delitos de prensa". A mí me parece esencial para evitar que una y otra vez se pisotee el buen nombre de tanta gente.
Saludos

2:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home