lunes, octubre 17, 2005

Juan Marsé y el Premio Planeta

Veía ayer por la tele como Juan Marsé se despachaba a gusto con la ganadora y el finalista del Premio Planeta, premios de cuyo jurado él es miembro. Se me ocurren dos reflexiones al respecto, que voy a intentar separar porque no tienen nada que ver una con la otra.

Cara A. La primera es que probablemente tenga razón, que los dos libros no sean excesivamente buenos. Me imagino que la criba para que lleguen a ser finalistas dos personas tan mediáticas como Jaime Bayly y Maria de la Pau Janer ha sido intensa y muy orientada hacia lo comercial. Yo por ejemplo estoy convencido de que hay premios literarios medianos y pequeños que dan como resultado obras de calidad muy superior, aunque escritas por autores desconocidos.

Cara B. Repito, nada que ver con lo anterior. ¿Si Juan Marse piensa que en el Premio Planeta algo falla porque sigue repitiendo como jurado? Ayer cuestionó los premios literarios; supongo que no los cuestionaba tanto cuando ganó el Seix Barral en 1965, el Planeta en 1978, el Ateneo de Sevilla en 1990 y el Ciudad de Barcelona en 1995. El de ayer me pareció un ejercicio de fina hipocresía, de querer criticar algo a lo que tu perteneces y salir indemne de ello.

9 Comments:

Blogger Gorka said...

Hola,

es que es muy complicado que las circunstancias no te hagan cambiar de opinión y/o chaqueta en toda tu vida...

:D

Debe de ser que cuando uno se apoltrona, como que le cuesta moverse (o irse), oye.

También puede ser la típica pataleta porque no ha ganado su favorita.

Aunque siempre desconfío de esos premios, me suenan mucho a que no se valora la novela, sino al escritor.

Salu2

P.D: A lo mejor es que le gustó más la película

12:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Últimamente los premios planeta dejan mucho que desear en cuanto a calidad literaria, que si bien es ésta lo que se persigue ¿por qué se priman nombres y no calidad?. La calidad literaria es un lujo, por favro no nos la nieguen en aras de crónicas rosas o sentimentales. Gracias.

7:50 p. m.  
Blogger José Tato González said...

No es que no quiera debatir contigo. Pero creo que las citas,¡los libros!, de Marsé dicen mucho más de lo que yo pueda decir. De cualquier manera, voy a intentar explicarme.

Es verdad que Marsé ha sido premiado en muchas ocasiones, - Biblioteca Breve (1965), Premio Internacional de Novela México (1973), Planeta (1978),Premio Ateneo de Sevilla (1990), Premio de la Crítica (1993,2000), Premio Europa de Literatura (1994), Juan Rulfo (1997), Nacional de Narrativa (2001)-, pero no es menos verdad que su producción artística es incuestionable no sólo para la crítica de los suplementos de los periódicos, sino también para la crítica académica. Ha escrito novelas incontestables como Últimas tarde con Teresa (1965), La obscura historia de la prima Montse (1970), Si te dicen que caí (1973), Un día volveré (1982), Ronda del Guinardo (1984), Teniente Bravo (1986), El embrujo de Shangai (1993),
Rabos de lagartija (2001)...

Por tanto, es disparatado insinuar que la obra de Marsé es menor porque le han concedido premios, o que porque le han concedido premios no puede hablar de la calidad de una obra premiada.

Marsé puede opinar lo que quiera sobre narrativa, porque ha demostrado que conoce el paño. Además, en este caso lo ha hecho con respeto y argumentos. Lástima que en la televisión no tengan tiempo para escuchar sus reflexiones sobre las novelas presentadas este año al premio planeta.

Espero, para terminar, que no hagan con Marsé lo mismo que hicieron años atrás con Fernán-Gómez.

Un saludo.

12:43 p. m.  
Blogger Javi said...

Bueno, son cosas diferentes. Yo sobre la obra de Marsé no voy a decir nada porque no la conozco bien.
Sobre la exactitud de sus palabras tampoco porque no he leído los libros ganadores ni los voy a leer.

Lo que sí me parece un error es lo que ya he comentado: querer criticar algo a lo que el pertenece y salir bien librado. Gracias por devolverme la visita José

12:49 p. m.  
Blogger Javi said...

La ultima hora es que ha dimitido como jurado. Al fin un acto consecuente. Lo que yo no entiendo es como si el nivel del planeta es bajo no se queda el premio desierto. En pequeños premios literarios se hace, y no pasa nada.

1:05 p. m.  
Blogger José Tato González said...

Me alegro de que haya dimitido. Marsé ha mostrado una coherencia y una honestidad intachable a lo largo de los años.

Tampoco entiendo bien qué hacía siendo jurado del premio planeta. Imagino que le ofrecerían una libertad, que al final le ha sido denegada.

El premio no se queda desierto porque tienen que vender miles de ejemplares. Les importa poco la literatura y mucho la venta de libros o de cualquier otra cosa a este grupo planeta.

Soy admirador de la obra de Marsé. La conozco bien. La he leído con admiración y la releeo con pasmo.

Un saludo Javi.

1:17 p. m.  
Blogger José Tato González said...

Marsé ha dicho:

"Sé, además, que mintiendo no le hago ningún bien ni a los premiados ni a mis compañeros del jurado. Y tampoco me parece ético, en las ruedas de prensa o de cara al público, cuando se me pregunta, dar la callada por respuesta. De todo eso le hablé al editor José Manuel Lara Bosch en las dos reuniones previas al fallo de este año, pero no han sido atendidas".

"Mi opinión personal es que el nivel es bajo y en algunos tramos subterráneo. Alguna novela promete, apunta alto en sus planteamientos, pero se acaba frustrando. El premio no puede quedar desierto, así que nos vemos obligados a votar la menos mala".

"Ocurre, simplemente, que estoy un poco harto de novelas insustanciales con premio o sin premio que ocupan tanto espacio mediático en perjuicio de otras con empeños más honestos y ambiciosos, pero que apenas les dejan espacio para respirar."

"Sé que esto tiene difícil arreglo, que así está el mercado, que el cotarro cultural y mediático es el que tenemos y que responde a intereses y bolsillos que tienen muy poco que ver con la literatura según yo la entiendo, pero en cualquier caso yo me niego a dar gato por liebre, ya sea como miembro del jurado en un concurso literario o como simple ciudadano al que le piden una opinión sobre un libro".

"Poco después de la concesión del Premio Planeta 2004 y de mi primera experiencia en el mismo como miembro del jurado, solicité una reunión con el editor José Manuel Lara Bosch, promotor del premio, y con Manuel Lombardero, secretario del jurado. En esa reunión expuse algunas sugerencias sobre posibles cambios en el proceso de selección y evaluación de las obras destinadas a pasar a la final, además de otras cuestiones relativas al jurado y a sus atribuciones ante los medios de comunicación, que no considero necesario detallar aquí."

"Considero que tales sugerencias han sido atendidas sólo parcialmente y no me satisfacen, por lo que renuncio desde hoy a mi puesto, a mis competencias como jurado del Premio Planeta, y así lo he comunicado al editor José Manuel Lara y al secretario del jurado, Manuel Lombardero."

"Aunque sólo fuera por respeto a los demás autores que se han presentado al concurso y no han llegado a la final, yo no podía celebrar las novelas ganadoras, que considero fallidas. Los autores, que esta vez no han llegado, también merecen la verdad. Lamento ser el malo de la peli, y reitero mi respeto a los compañeros del jurado, a su secretario y a su portavoz, pero creo que lo mejor es que me retire."

"En cuanto a la novela ganadora y a la finalista, no dudo de las buenas intenciones de la autora y el autor respectivos y les deseo lo mejor en próximas aventuras, pero las buenas intenciones no tienen nada que ver con la buena literatura".

"Me gustaría añadir lo que ya dije una vez en relación con la literatura de ficción, tal como hoy se nos vende, en tanto premios: que es una literatura que se asemeja cada vez más al mundo del prêt-á-porter, y que el verdadero reto para un escritor actual no es entrar en ese mundo, sino ser capaz de rechazarlo"

7:56 p. m.  
Blogger Raquel said...

En mi opinión Marsé fue un tanto brusco con lo que le dijo a Mªde la Pau,pero igualmente no tendremos la respuesta hasta que leamos el libro ganador y vemaos si realmente el nivel literario era o es bajo, o por el contrario si Marsé no supo entender o ver lo bueno de la novela de la ganadora.

9:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No se de Marse pero lei la novela de baily y me causo asombro la pobreza de su calidad narrativa. Mas parece el trabajo de un chico de secundaria, predecible, repetitivo. Me imagino que su genio esta en entrar en sintonia con la vibra social del momento. Pero fuera de eso un adefesio. En cuanto a persona baily me parece un tipo muy bacan y sabe marketearse. Si las demas obras fueron peores que esta, pues marse esta en algo.

1:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home